noticias

La montaña bidasotarra ahoga la fe naranja

Número de visitas:

210

Dicen que la fe mueve montañas, aunque hay otras fuerzas humanas que son incontrolables para esa fe. El Bathco BM Torrelavega dio un ‘clinic’ de esperanza y pundonor para llevar al borde del infarto a un Bidasoa Irun que controló el partido durante casi su totalidad. Un empujón final naranja se quedó en la orilla en un partido marcado por los 16 penaltis concedidos al conjunto visitante.

El partido estuvo precedido por el homenaje a Álex Mozas y Jokin Aja por su campeonato del mundo juvenil y a Andreu Marín e Ignacio Serradilla, reconocidos como mejor pareja arbitral del pasado curso. Terminados los prolegómenos, Calle evitó el primer gol bidasotarra solo para verse superado por Salinas segundos después.

Una falta en ataque forzada por Isidoro Martínez lanzó a Czaplinski para poner el empate a 1 y el estreno naranja en casa esta temporada. Estalló el Vicente Trueba con ganas del que lleva meses esperándolo, aunque más lo hizo cuando Cangiani robó para poner el 2 – 1. La respuesta irundarra fue neutralizada segundos después de nuevo desde el extremo polaco.

Engrasó pronto el muro naranja y forzó el primer pasivo, que con un tiro en escorzo fue detenido por Carlos Calle. Un gran quiebro de Oswaldo Maestro puso el 4 – 2. No habían pasado 5 minutos de partido cuando Jacobo Cuétara paró la contienda, algo habitual en el técnico cuando el rival le sorprende con su puesta en escena.

Salinas mejoró las perspectivas de los suyos a la reanudación. Cangiani erró en su segundo intento, una jugada que, sin embargo, acabó con 2 minutos para Asier Nieto. La posesión vasca en inferioridad acabó siendo resuelta por la conexión de los hermanos Salinas. Skrzyniarz abortó el siguiente ataque de los naranjas, a los que se les acabó la superioridad con el 4 – 5 de Bidasoa Irun.

Ya en igualdad, Borja Lombilla retomó la marcha. Rodrigo Salinas estrenó la línea de 7 metros antes de que un lanzamiento alto de Dani Ramos devolviese el balón a los suyos. Calle intervino una vez, pero la defensa naranja acabó en exclusión a Lombilla. Salinas puso el 5 – 7 otra vez de penalti. Skrzyniarz seguía creciendo con el paso de los minutos y abrió la oportunidad para el tercero consecutivo de Salinas. Con 5 – 8, el obligado a pararlo era Álex Mozas.

Isi Martínez detuvo la sequía, pero la defensa naranja cometió penalti una vez más. Cambió el ejecutor, pero no el resultado. Martínez repicó y los pasos de Tito Díaz abrieron una ventana. Jokin Aja aprovechó el pase de Maestro para estrenarse en Torrelavega, 8 – 9. Díaz se redimió de su error, pero el león naranja insistió. Mijuskovic entró para tratar de frenar el acierto de 7 metros, pero Cavero era infalible.

La precisión en ambos equipos era máxima y nos acercábamos al 20 con 10 – 11 en el luminoso. La defensa local seguía sólida, pero de una forma u otra, los ataques visitantes acababan en la línea. Mijuskovic optó por retar a Cavero desde debajo del larguero y ganó el duelo. Sin embargo, el balón para el empate de Rubiño se marchó rozando el travesaño. Un nuevo penalti local se llevó por el camino la exclusión de Isi Martínez.

El retorno al lanzamiento de Rodrigo Salinas resultó efectivo para Jacobo Cuétara. Marko Jurkovic se presentó en sociedad fusilando la red bidasotarra. Asier Nieto recuperó la ventaja segundos después. La distancia de +2 vasca llevaba prácticamente todo el primer tiempo establecida en el marcador. Un intento de cada extremo naranja quedó en nada ya en el minuto 22.

Otro penalti, otro gol de Salinas, 11 – 14. En la otra portería, una falta en ataque de Alonso Moreno devolvió el balón a los visitantes para una nueva acción que, claro, acabó en penalti. Séptimo gol de Salinas y 4 arriba. La siguiente falta visitante incedió al Vicente Trueba reclamando los 7 metros, también a un resignado Álex Mozas que vio la amarilla. Segundos después, la súplica vio recompensa con los 2 minutos recibidos por Mikel Zabala.

El ataque acabó con penalti para el Bathco BM Torrelavega y gol de Javi Muñoz, que recortó a 3 a falta de 5 minutos. Nieto anotó y robó un pase de Jurkovic para echar cloroformo a la situación. Calle reapareció, pero también lo hizo Harbaoui Mehdi. Gey-Emparan puso el +5, aunque un mal cambio le costó los 2 minutos a Matheus da Silva. Muñoz siguió con el mordisqueo.

Los últimos 2 minutos transcurrieron en la calma chicha visitante. Gorka Nieto forzó una situación hasta rascar un penalti que él mismo transformó. El último ataque local quedó en nada, abortado por un Harbaoui que mandó el partido al descanso 13 – 18.

Anotando, como acabaron la primera parte, arrancaron los vascos la segunda. Czaplinski puso el 14 – 19. El vigésimo visitante llegó obra de Salinas, transformando sutilmente otro penalti. No se quedaba el chileno sin repertorio. La suerte tampoco se ponía del lado local, con Esteban Salinas recuperando un rechace tras la intervención de Mile Mijuskovic. La ventaja solo movía en una dirección y el tiempo seguía pasando en contra del escuadrón naranja.

El intercambio de golpes era una situación en la que los bidasotarras estaban encantados. Obligaban a los torrelaveguenses a tener una precisión clínica, pues cada pérdida hacía más grande la montaña a escalar. Una defensa peligrosa de Maestro le costó los 2 minutos, aunque el penalti fue detenido por Mijuskovic. El partido se detuvo tras esa acción por una llamada de la mesa para sancionar con 2 minutos a Rodrigo Salinas.

Paredes se topó con Harbaoui a la reanudación. Mijuskovic insufló de fe a un Vicente Trueba que Martínez terminó de encender lanzándose de cabeza al hueco entre 2 y 3. Contra toda lógica, Torrelavega elige creer. Martínez forzó la exclusión de Matheus da Silva. Defendido por 4 compañeros, Harbaoui puso el candado a la portería, al tiempo que se consumía una exclusión en cada bando.

Pacheco resolvió una jugada imposible y puso la máxima, 17 – 24, ante el que Álex Mozas solicitó tiempo muerto. Ya en el 40, la vaselina de Czaplinski besó el palo. Pasaron varios minutos sin gol, cosa que rompió Gorka Nieto de penalti para el 18 – 26. Álex Mozas agotó sus tiempos muertos superado el minuto 45. Jokin Aja recortó a 7 al retorno.

Nieto y Casanova sumaron uno más, el argentino de bellísima factura. Mijuskovic y Aja resultaron en el 21 – 27. Una pérdida tonta de los de Cuétara acabaron en gol de Cangiani para ponerse a 5. El técnico visitante, lejos de posibles sustos, pidió tiempo muerto para pedir a su equipo que recuperase la marcha. Mijuskovic lo evitó y el Trueba era una caldera.

El doble pivote introducido por Mozas estaba generando estragos en el muro azul y amarillo. Casanova aprovechó el pasillo para el 23 – 27. Quedaban 10 minutos por delante cuando Mijuskovic evitó la intentona de Salinas. Casanova para Lombilla y este para Czaplinski, que colocó el 24 – 27. La fe inquebrantable de aquellos locos del norte agotó de nuevo la paciencia de Cuétara. Último tiempo muerto del partido con 9 minutos por jugar.

Necesitaba un buen ataque el conjunto vasco, pero Jokin Aja lo abortó. Oswaldo Maestro cabalgó la marea naranja para fusilar a Harbaoui. Tuvo que ser de penalti, en el minuto 52, cuando Gorka Nieto rompiese la racha. Maestro repuso el déficit de 2 en una jugada que resultó en 2 minutos para Dariel García. Los penaltis salvaron un nuevo ataque de Bidasoa Irun, antes de que Maestro errase su primer lanzamiento. Con 26 – 29, los de Cuétara trataron de imponer la calma.

El trigésimo tanto se resistía y Cangiani siguió empujando. A falta de 5 minutos, Gorka Nieto volvió a acertar de 7 metros. En la siguiente defensa, Furundarena fue excluido, pero el ataque posterior no fue transformado por Cangiani. Las protestas en el banquillo le costaron los 2 minutos a Carlos Calle, que negaba con la cabeza haber hecho nada. Un nuevo acierto de Nieto parecía abortar la rebelión, especialmente con la parada posterior de Harbaoui.

Con menos de 3 minutos por delante e inferioridad, el partido ahora sí parecía tener dueño. El Bathco BM Torrelavega nadó hasta los 2 goles, pero el nivel de Bidasoa Irun acabó superando la fe naranja. Un último gol de Pacheco puso fin al partido con resultado de 29 – 34.

Un esfuerzo encomiable de un Bathco BM Torrelavega que se queda en la clasificación con los 2 puntos cosechados en su debut en Puerto Sagunto. En 7 días, a las 12:00, el escuadrón naranja volverá a la acción en el Palau Blaugrana, hogar del Barça.

FICHA TÉCNICA

Bathco BM Torrelavega. Carlos Calle, Mile Mijuskovic; Alonso Moreno, Álex Rubiño, Carlos Gómez, Javi Muñoz (2), Dani Ramos, Borja Lombilla (1), Isidoro Martínez (3), Pablo Paredes (1), Jokin Aja (3), Facundo Cangiani (4), Marko Jurkovic (1), Fabrizio Casanova (4), Oswaldo Maestro (4), Mikolaj Czaplinski (6).

Bidasoa Irun. Harbaoui Mehdi, Jakub Skrzyniarz; Iñaki Cavero (2), Marko Jvetic, Mikel Zabala (1), Tao Gey-Emparan (1), Eneko Furundarena, Esteban Salinas (5), Rodrigo Salinas (10), Julen Mujica, Matheus Da Silva, Gorka Nieto (8), Dariel García, Pedro Pacheco (3), Asier Nieto (3) y Tito Díaz (1).

Parciales

4 – 2, 5 – 6, 8 – 9, 11 – 12, 12 – 15, 13 – 18, descanso

16 – 22, 17 – 24, 18 – 25, 23 – 27, 27 – 29, 29 – 34, final

Árbitros: Andreu Marín e Ignacio García Serradilla

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Entradas Relacionadas

Un equipo para creer en todo

No siempre despertarse significa dejar de soñar. La pesadilla en forma de Emil Nielsen no fue suficiente para que el Bathco BM Torrelavega se retirase con honores en la derrota

leer más »