noticias

La primera línea defensiva del Bathco BM Torrelavega

Número de visitas:

349

En los últimos años, la solidez defensiva ha demostrado ser uno de los pilares fundamentales del Bathco BM Torrelavega. Un sistema armonioso ante el que cae un rival tras otro como si de un muro se tratase. Sin embargo, el trabajo que siempre queda en la sombra es el de aquel que protege a los propios defensores. Y, junto al gran equipo que forman el preparador físico y los fisioterapeutas naranjas, ese puesto tiene nombre y apellidos.

Arantxa Aleixandre lleva 4 temporadas ejerciendo las labores de médico del primer equipo. Nacida en Valencia y exjugadora de balonmano, Arantxa llegó hace 15 años a Cantabria, en sus propias palabras, “por amor”. “Mi marido tenía trabajo aquí y yo lo encontré como médico en las urgencias de la Seguridad Social”. Actualmente, Arantxa compagina su trabajo en el SUAP de Meruelo con su labor en el Vicente Trueba.

En Torrelavega encontró Arantxa el lugar para vivir su otra pasión, el balonmano. “Cuando supe que había equipo, me saqué el pase y empecé a venir”, comenta Arantxa a la vez que añade que ahora tiene a una de sus dos hijas, Alicia, en el equipo alevín. “Un día me ofrecieron colaborar como médico, y hasta hoy”.

Aunque su papel fundamental se desarrolla en los días de partido, ahora es la encargada de realizar los test de antígenos semanales. Confiesa que el brote “ha sido lo más duro de estos 4 años”, llegando a “sufrir” por la salud de los jugadores, pero a la vez “maravillada” por su capacidad para recuperarse: “son como superhéroes”.

Arantxa recordó cómo fue la detección del brote. “Tras el primer positivo, convocamos a la plantilla y empezaron a salir casos”. En este punto, solo quedaba seguir el protocolo de Salud Pública. A pesar de que toda la plantilla efectuase la cuarentena con éxito, hubo 4 jugadores que tuvieron que alargarla unos días, algo que Arantxa achacó a “cuestiones logísticas”.

“Los jugadores hicieron cuarentena desde la aparición de los primeros síntomas”, explica Aleixandre, “pero a esos jugadores, asintomáticos en un principio, les hicieron la PCR unos días más tarde y dieron positivo”, lo que reinició el periodo de aislamiento.

El brote ha provocado que ahora el protocolo de test semanal sea obligatorio. Para Arantxa, esto “llega tarde, porque no nos han obligado desde la Federación hasta que ha surgido el brote”, a pesar de que el Bathco BM Torrelavega ya venía realizando las pruebas por cuenta propia durante toda la temporada.

Virus aparte, para un médico los peores momentos son las lesiones, especialmente las de la temporada pasada. “Sergio, Antón, Marco…era una tras otra y no lo entendíamos, era muy mala suerte”. Sin embargo, Arantxa tiene grandes recuerdos como la fase de ascenso de Puerto Sagunto. “La victoria contra Ciudad Real fue de los días más bonitos, aunque perder la final después fuese muy triste.”

Arantxa, como una aficionada más que es, echa de menos a la gente en las gradas, “sobretodo con esta racha de ganar todo en el Trueba”. De ese tiempo anterior lo que queda en ella es el sufrimiento durante, “solo hay que fijarse en mí cómo lo vivo”. Sufrimiento y trabajo, las banderas de Arantxa en su relación con el Bathco BM Torrelavega que casan perfectamente con la identidad del club. A fin de cuentas, esta “chica valenciana” es una guerrera tan importante como cualquiera en la formación de #TheOrangeSquad.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Entradas Relacionadas

La despedida a una liga complicada

El Bathco BM Torrelavega completa mañana sábado a las 19:00 su tercera participación en la Liga Plenitude, quizás la más complicada hasta la fecha para los naranjas. Las piedras en

leer más »

El último baile de los héroes

El Bathco BM Torrelavega cayó derrotado por la mínima ante Frigoríficos Morrazo en el partido de despedida de la temporada. El resultado, una vez sonó la bocina, resultó lo de

leer más »