noticias

SIMPLEMENTE, JORGE

Número de visitas:

248

Toda la familia del Balonmano Torrelavega ya sabe que le va a pedir a los Reyes Magos: que la salud de Jorge Pérez le permita jugar a esto toda la vida. El capitán torrelaveguense blindó su portería a cinco minutos del final para dar la segunda victoria de la temporada a su equipo. El Pozoblanco terminó desquiciado ante la inspiración del meta local.

Los cántabros sabían que no podían dejar escapar los puntos y que si imprimían un ritmo elevado al juego tendrían mucho ganado. Así, los saques del centro se convertían en contra ataques y la ofensiva naranja apenas dejaba situarse al 5 – 1 planteado por Moriana. Sin embargo, en la otra parte de la cancha, a los cántabros les costaba ajustar. Portero mantenía a flote al Pozoblanco gracias a sus lanzamientos.

Pero si había alguien entonado sobre la cancha del Vicente Trueba ese era Guillermo Barbón. El extremo asturiano se convirtió en una pesadilla para el portero visitante. Hizo goles de todos los colores y con un porcentaje altísimo. Su quinta diana en seis intentos obligó al banquillo cordobés a detener la sangría con un tiempo muerto. El marcador era 8 a 4 y el parcial de 3 a 0.

La bronca de Moriana surtió efecto y dos destellos de los visitanes les volvieron a meter en el encuentro. Con 9 a 7 en el tanteador, los visitantes optaron por abrir su defensa un poco más con el objetivo de asfixiar la circulación de balón torrelaveguense. Sin embargo, Genio González sacó a relucir su técnica individual para destrozar el planteamiento andaluz. DE todos modos, ese cambio dio sus frutos y el partido entró en una fase bastante anodina. Pérdidas por parte de los dos, precipitaciones, pasos… En dónde no había concesiones era en la misión de proteger el arco de Jorge Pérez. Borja Lombilla y Abel Lamadrid no cedían ni un metro. Así las cosas, Calderón y Ángel Fernández en dos ocasiones dinamitaron el tramo final del primer acto. Al descanso, 15 a 10.

En la reanudación los naranjas comenzaron un tanto dubitativos. En parte porque Ángel Povedano conseguía perforar la defensa relativa facilidad. Pero el equipo demostró que sabía lo que se jugaba en el choque. No hizo falta ni que Diego Soto pidiese tiempo muerto. Los torrelaveguenses recuperaron el tono atrás y volaban hacia la portería cordobesa.

El partido parecía teñirse de blanco y naranja pero Pozoblanco no iba a entregar la cuchara tan fácilmente. Povedano seguía a lo suyo y gracias a sus goles, y a una exclusión de Calderón lograron situarse a 3. Los colegiados no querrían pasar inadvertidos y lo consiguieron con un recital de silbato memorable. Primero echaron a dos locales y en la siguiente jugada le tocó a un efectivo cordobés. Los que mejor nadaron en este río revuelto de decisiones arbitrales, tercera exclusión de Calderón incluida, fueron los visitantes que lograron empatar a 20.

Cuando las dos escuadras recuperaron a todos sus efectivos, el encuentro entraba en su recta final y todo estaba por decidir. Ahí aparecieron los nervios, convirtiendo cada gol en un tesoro. El primero de Carlos Pérez daba ventaja de dos a los cántabros y Povedano volvía a acercar a los suyos. El capitán del Balonmano Torrelavega también quiso aportar su granito de arena y puso en pie a la grada con varias intervenciones más meritorias. La más destacada, una triple parada cuando Pozoblanco jugaba para volver a acercarse. La genialidad del portero unida a un lanzamiento de Peña ponía el 25 a 22 en el choque.

Tras el tiempo muerto de Moriana, la defensa recuperó la pelota y Guille Barbón puso la sentencia al partido con su octavo tanto. Para más inri, Jorge Pérez volvió a intervenir con éxito y Ángel Fernández convirtió en arte una rosca con la derecha. Al final, 27 a 22 en un partido en el que el Balonmano Torrelavega sufrió más de la cuenta para conseguir la victoria. Menos mal que el capitán, como los héroes de los cómics, siempre acude al rescate cuando más se le necesita.

 

FICHA TÉCNICA

 

Balonmano Torrelavega. Jorge Pérez, Cristian Pereda; “Sumi” González, Carlos Pérez (1),Oscar Arroyo, Sergio Crespo, Eugenio González (2), Guillermo Barbón (8), Javi Peña (4), Abel Lamadrid (4), Borja Lombilla, Joaquín Marcos, J.A. Calderón (2) y Ángel Fernández (6).

CB Pozoblanco. Fede Sincich, Víctor González; Juan Giménez (1), Ignacio Del Castillo (1), Marc Abalos (2), Julián Portero (6), Álvaro Rajic, Israel Damont, Alberto José Requena (4), Yoel Moreno, Ángel Povedano (8), Alberto González.

Parciales

3 – 1, 6 – 4, 9 – 6, 11 – 7, 12 – 8, 15 – 10 descanso

16 – 13, 19 – 14, 20 – 17, 21 – 20, 23 – 22, 27 – 22 final

Árbitros: Andrés Peñaranda y José Antonio Yagüe (Comité aragonés)

Pabellón Vicente Trueba. 700 espectadores.

Antes del comienzo del partido, se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Alberto Coterillo, ex gerente del IMD, fallecido el pasado domingo.

 

 

 

 

 

 

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Entradas Relacionadas

La despedida a una liga complicada

El Bathco BM Torrelavega completa mañana sábado a las 19:00 su tercera participación en la Liga Plenitude, quizás la más complicada hasta la fecha para los naranjas. Las piedras en

leer más »

El último baile de los héroes

El Bathco BM Torrelavega cayó derrotado por la mínima ante Frigoríficos Morrazo en el partido de despedida de la temporada. El resultado, una vez sonó la bocina, resultó lo de

leer más »