noticias

Un equipo que nunca se rinde

Número de visitas:

283

El Bathco BM Torrelavega recibió la recompensa tan buscada en las últimas jornadas con una victoria épica sobre la bocina contra el Recoletas Atlético Valladolid. Un gol de Adrián Fernández puso patas arriba un Vicente Trueba que celebró por todo lo alto el definitivo 29 – 28.

El partido comenzó con la intensidad propia de un partido de este calibre. El escuadrón salió con ganas al choque y Oswaldo Maestro contrarrestó el gol inicial de Borja Méndez. Una gran defensa forzó el fallo del propio Méndez y permitió a Casanova poner el 2 – 1. El muro naranja carecía de fisuras y los pucelanos no encontraban el hueco. Solo la potencia de Jose Toledo dejó sin respuesta a Mijuskovic.

Tras un error en ataque, Méndez engañó al montenegrino para retomar la ventaja. Los ataques ganaban en fluidez según nos acercábamos al minuto 10. Un balón al larguero de Oswaldo Maestro dio la posesión a los azules para ponerse 2 arriba. En ese ataque, Casanova fue excluido 2 minutos. A pesar de la inferioridad, Cangiani recuperó el balón, pero fue detenido en una acción que los colegiados no señalaron como falta. A la segunda Dimitrievski no falló.

Con 4 – 5, Maestro se resarció robando un balón que permitió correr y marcar a Cangiani. La inferioridad naranja se saldó con parcial favorable. D’Antino puso el 5 – 6 y de nuevo Cangiani vio camino, pero pisó el área al saltar. Los fallos y los aciertos se repartían en un inicio tan igualado como emocionante. Adrián Fernández volvió a empatar con su primera visita a la línea de penalti. D’Antino hizo lo propio ante Mijuskovic.

Fernández y Maestro trenzaron una gran jugada en la que el asturiano se acabó topando con César Pérez. Mijuskovic respondió y Popovic resolvió a la contra para el 7 – 7. En el otro pivote, Álvaro Martínez replicó al serbio. El Bathco BM Torrelavega cometió pasivo en una jugada que agitó al Vicente Trueba. Una buena defensa fue la respuesta naranja, con contraataque incluido de Czaplinski.

Las pérdidas consecutivas impedían a ningún equipo separarse en el marcador. Eso, y unos Mijuskovic y Pérez con el candado echado. El empate a 8 se prolongó durante varios minutos hasta que Pablo Herrero anotó el noveno. El partido era absolutamente caótico a pesar de los pocos goles. Una jugada embarullada acabó en penalti para los locales, anotado por Adrián Fernández.

En el minuto 23, el Bathco BM Torrelavega logró adelantarse nuevamente tras una maniobra sensacional de Dani Ramos. Los pucelanos erraron dos ataques consecutivos y Czaplinski puso el +2. Borja Méndez recortó y Adrián Fernández se encontró con Yeray Lamariano en los 7 metros. La parada del ‘juvenil’ acabó con Dimitrievski poniendo otra vez el empate.

El desenfreno de ambos equipos volvió a traducirse en sequía en el marcador cuando entrábamos en el último minuto del primer tiempo. Pisonero solicitó tiempo muerto para afinar a los suyos. Mozas respondió con una defensa 5:1. Martínez encontró hueco pero se pegó con la madera. 20 segundos por jugar y pelota naranja.

El madrileño liberó la portería para atacar en superioridad. Los naranjas no vieron la manera y el primero tiempo acabó con golpe franco. Jorge Prieto saltó a pista para ejecutarlo. El cántabro superó la barrera pero César Pérez sacó la mano para mandar a ambos equipos a vestuarios.

Cangiani inauguró la segunda parte anotando desde el doble pivote. Respondió Méndez tan rápido como lo hizo Popovic. Toledo también encontró el hueco y en apenas unos momentos, el marcador ya estaba 13 – 13. Recoletas Atlético Valladolid fue el primero en acertar con una defensa. Borja Méndez lo aprovechó y César Pérez devolvió el balón a los suyos con un paradón ante Cangiani. Los pucelanos se pusieron dos arriba y Popovic, superando a Pérez, se encontró con el larguero.

Primer balón visitante para ponerse a 3 y Camino no perdonó. Una nueva pérdida naranja acabó en el +4 de D’Antino. El desastre tuvo que ser parado por Álex Mozas antes de que el partido se marchase del todo. Como ocurrió en Benidorm, una desconexión fugaz puso al Bathco BM Torrelavega muy lejos en el marcador.

Czaplinski tocó madera al volver de la reanudación, pero el rechace fue naranja. Dani Ramos acertó y sacó además los 2 minutos de Jose Toledo. Con inferioridad y el marcador a favor, los visitantes apuraron el ataque hasta que Dimitrievski encontró el hueco. Cangiani replicó, pero el Bathco BM Torrelavega necesitaba levantar el muro. En la siguiente jugada, Dimitrievski se marchó al banquillo para no volver, aquejado de su tobillo y despedido con el aplauso del Trueba.

Los naranjas forzaron el pasivo y sacaron un penalti rápido. Jorge Prieto superó a Lamariano para el 16 – 18. El gol visitante y una nueva parada de César Pérez abortaron el primer arreón para la remontada. Méndez la mandó muy arriba y Serrano recortó a 2. Herrero consiguió un penalti que D’Antino mandó alto. Con posesión para ponerse a uno, Fernández penetró como cuchillo en mantequilla.

La grada era un hervidero tras la gran respuesta de los suyos. David Pisonero detectó el momento y solicitó tiempo muerto. La marea había cambiado y Cangiani recuperó el balón para empatar y poner Torrelavega patas arriba. El frenesí continuó con dos expucelanos. Calle paró y Ramos puso el 20 – 19 ante el delirio del respetable. Justo cuando se cumplía el 45, Calle se volvió a hacer grande y Casanova distanció a los suyos a 2.

Las dudas eran pucelanas, incapaces los visitantes de encontrar huecos. Fernández recuperó y lanzó a Czaplinski, pero el polaco se dio con el larguero. A punto estuvieron los naranjas de rehacerse con el balón, pero Martínez se hizo con una pelota que rompió la sequía de los suyos. En la otra portería, Serrano quebró al suyo y Ramos acertó de nuevo. Toledo superó a Calle y el Bathco BM Torrelavega corrió, pero el lanzamiento liberado de Maestro se marchó fuera.

Era balón de empate para Recoletas Atlético Valladolid y Toledo no falló. La euforia se había rebajado, pero una jugada de pillo de Fernández dejó solo a Popovic para el 23 – 22. En la siguiente defensa, Maestro se fue 2 minutos al banquillo por un empujón. Martínez forzó el penalti a Casanova. Borja Méndez acudió a la línea para superar a Carlos Calle.

Otro Martínez, Pedro, se fue también 2 minutos tras una acción peligrosa sobre Jorge Prieto. A pesar de la superioridad, Fernández lanzó desviado. Dimitrioski volvió a adelantar a los suyos. El asturiano no perdonó dos veces y puso el 24 – 24. Pisonero liberó la portería lo que le quedaba de inferioridad. Dimitrioski tiró de clase con un tiro raso y Casanova respondió en la otra portería.

La defensa naranja había disminuido presa del cansancio. Méndez vio un hueco claro. En la siguiente defensa visitante, Robert Rosell fue excluido. Dani Serrano consiguió anotar a pesar de una flagrante falta de Toledo. Aun con el gol, el Trueba estalló contra la pareja arbitral. Serrano se marchó cojeando y entró Colunga para la defensa 5:1. El tiro de Méndez se encontró con Calle.

El andaluz volvió a pista para estrellarse con el larguero, pero Prieto cazó el rechace para el +1. A falta de 3 minutos, Colunga recuperó un balón crucial. Acertar era fundamental para los naranjas, pero un fallo entre Moreno y Fernández devolvió la posesión a los pucelanos. Dimitrioski encontró la fisura para poner el empate y Alonso Moreno forzó un penalti.

Prieto se medía a Lamariano a falta de 2 minutos. El veterano guardameta sacó un pie que podía ser de victoria. Borja Méndez puso el +1 visitante. Con poco más de un minuto por jugar, Mozas pidió tiempo muerto. Adrián Fernández empató de un penalti que él mismo transformó. Quedaban 40 segundos cuando Pisonero pidió su último tiempo muerto.

Las pulsaciones estaban disparadas en las más de 1.200 personas reunidas en Torrelavega. El muro se hizo más duro que nunca. El lanzamiento pucelano se fue desviado. Quedaban 15 segundos. Calle se la dio a Casanova. El argentino botó, pareció desesperar a la hinchada ante el poco tiempo restante. Pero tenía un plan. Vio la doblada de Adrián Fernández hacia el hueco libre del extremo. El asturiano se puso frente a frente ante su exequipo y lo ajustició. Gol y bocinazo final con 29 – 28 en el marcador.

Torrelavega estalló con la rabia de todo el Bathco BM Torrelavega. El incansable trabajo de las últimas semanas por fin se tradujo en victoria ante los suyos. La piña alrededor de Fernández y Casanova era significativa. Segunda victoria de un escuadrón naranja que suma 4 puntos y se distancia a 2 de la zona de descenso. El mejor sabor posible de boca para el parón de selecciones, que en el caso de los naranjas será de dos semanas por tener ya disputado su partido de la jornada 7. La acción volverá al Vicente Trueba en tres semanas con la visita del Civitas Balonmano Guadalajara.

FICHA TÉCNICA

Bathco BM Torrelavega. Carlos Calle, Mile Mijuskovic; Adrián Fernández (7), Alonso Moreno, Jorge Prieto (2), David García, Daniel Ramos (4), Borja Lombilla, Isi Martínez, Dani Serrano (3), Facundo Cangiani (5), Fabrizio Casanova (2), Oswaldo Maestro (1), Ivan Popovic (3), Mikolaj Czaplinski (2) y Nico Colunga.

Recoletas Atlético Valladolid. César Pérez, Yeray Lamariano; Borja Méndez (10), Álvaro Martínez (2), Pedro Martínez, Dimitar Dimitrioski (3), Robert Rosell (1), Nicolo D’Antino (4), Daniel Virulegio, Miguel Camino (1), Pablo Herrero (1), Jose Toledo (3) y Darko Dimitrievski (3).

Parciales

4 – 5, 6 – 7, 8 – 8, 10 – 9, 11 – 11, 11 – 11, descanso

13 – 15, 16 – 19, 21 – 19, 23 – 22, 25 – 26, 29 – 28, final

Árbitros: Roberto Carlos Mendoza y Juan Pablo Visciarelli

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Entradas Relacionadas

Un pueblo orgulloso nunca pierde

Hay muchas cosas que los lugares humildes no tienen. Para todo aquello que no puede comprar el poder o el dinero, siempre existe algo para remediarlo. Trabajo, esfuerzo, sacrificio. Constantes

leer más »