noticias

Marti Villoria seguirá siendo la alegría naranja

Número de visitas:

56

El balonmano es un deporte de emociones. Bien lo sabe el pabellón Vicente Trueba de Torrelavega, culpable en muchos partidos del buen hacer de los suyos con su inigualable capacidad para animar. En los buenos momentos pero en los malos, cuando más falta hace, su conexión con la pista saca puntos de donde haga falta.

En esa simbiosis existen jugadores fundamentales, de esos capaces de, con solo mirar a la grada, conseguir de ella la reacción que necesita el equipo. Marti Villoria ha logrado esa relación con Torrelavega en tan solo un año. En la próxima temporada, el catalán seguirá forjando una historia de amor que pinta para largo.

El carismático extremo catalán renueva una temporada más por el Bathco BM Torrelavega. Llegado a Cantabria el verano pasado, Villoria ha encontrado como naranja un sitio perfecto para brillar. Complementando perfectamente a Facundo Cangiani en el extremo derecho, ambos acumulan juventud y experiencia al servicio de Álex Mozas.

A sus 24 años, Villoria ha cumplido con nota en su tercera temporada en la élite, la primera completa. Para él, un año “muy bueno después de la lesión, he completado la temporada completa sin perder ni un solo entrenamiento”. Tras 30 partidos, el catalán ha sumado 62 goles, con una media de 2 por partido pero con actuaciones muy destacadas por el camino.

Sin embargo, su rol fundamental ha llegado desde los 7 metros. Villoria se ha confirmado esta temporada como un consumado especialista. De acuerdo a la estadística oficial, Villoria ha transformado 36 de sus 45 lanzamientos, un 80% de acierto que, en muchos partidos, ha sido clave para la victoria.

Más allá del 40×20, Villoria se ha convertido este año en uno de los jugadores más queridos por Torrelavega. Su capacidad para apoyar al equipo con independencia de si está en pista o en el banquillo le han ganado ese cariño. En sus propias palabras, su intención es “dar siempre el 200% en todo lo que haga y sudar la camiseta por conseguir el objetivo”.

Ahora, Villoria encara su segundo año como naranja, el de la consolidación tanto del Bathco BM Torrelavega como de jugadores como el propio Martí en la élite del balonmano nacional. Villoria concluye afirmando que “creo que hay que ser ambiciosos, superar los 26 puntos y quedar más arriba en la clasificación”.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Entradas Relacionadas