noticias

El Bathco BM Torrelavega rema para morir en la orilla

El Bathco BM Torrelavega cayó por la mínima en el IX Torneo Nacional de Balonmano “Ayuntamiento de Torrelavega” en un simulacro general de lo que será el primer partido de liga. Un simulacro no por la cercanía del debut, que será el 11 de septiembre, sino por la intensidad de un partido que parecía oficial ante un triunfante Frigoríficos Morrazo BM Cangas que no se guardó nada en el Vicente Trueba.

El partido empezó con buen ritmo, a pesar del calor y del desgaste acumulado de ambos equipos, que venían de jugar ayer. Los goles llegaron pronto a las dos porterías, poniendo en el marcador el 3 – 3 cuando apenas habíamos llegado al minuto 5.

Los siguientes 5 minutos estuvieron cargados de imprecisiones. Ambos conjuntos sufrían para encontrar los huecos, sintiéndose todos los ataques muy espesos. Solo un gran lanzamiento desde la cadera de Isi Martínez para el 4 – 3 pudo alterar el luminosos antes de llegar al minuto 10 de juego.

El calor iba haciendo mella en unos jugadores que se veían agotados cuando todavía quedaban 50 minutos por jugar. Fueron los gallegos los que empezaron a enchufarse en ataque, con dos golazos de Jenilson Varela y un penalti transformado por Adrián Menduiña. Javi Campo tuvo que pedir tiempo muerto para tratar de superar el bache.

La forma de intentarlo fue con el habitual cambio de jugadores en el minuto 15. Aunque los locales salen con mejores sensaciones, la ventaja se mantenía estable en los 2 o 3 tantos a favor de los gallegos. Los dos equipos parecían afinar los tiros, pero la sensación era de un partido de pretemporada con los jugadores al límite de sus fuerzas.

Aun con esas condiciones, el Trueba se notaba con ganas de animar, como hizo ver al ponerse en pie tras un golazo “coast to coast” de Nicolai Colunga. Las defensas seguían siendo buenas y el desgaste era evidente, causando imprecisiones en el pase. Un robo de Fabri Casanova resultó con el argentino estrellando en el larguero un balón que salió disparado al techo del pabellón.

Lo espectacular de la acción, a pesar de la falta de gol, animó de nuevo a un Trueba que veía brotes verdes en el partido. También los vió Moyano, que pidió tiempo muerto para parar el ritmo cántabro en el minuto 25 con tan solo 7 – 9 en el marcador.

Al volver, Jaime Gallego se confirmó como la mayor amenaza para la defensa gallega, aterrorizando su zona interior. Sin embargo, el ataque cangués ganó en precisión en el último tramo, apoyados en la portería por un gran Javier Díaz. Los goles de Asensio, González y Gayo cerca del descanso permitieron a los visitantes irse al descanso con la máxima diferencia, +4.

La última jugada del primer tiempo permitió al Bathco BM Torrelavega irse con buen sabor de boca gracias un paradón magistral de Murillo Araujo. Arrastrando esa euforia colectiva, los naranjas dieron un paso adelante y salieron con ganas de dar la vuelta al marcador. Javi Campo decidió cambiar el sistema defensivo, llegando en ocasiones a ser un 3:3 con la defensa muy avanzada, obligando a los gallegos a jugar casi en campo propio.

El golpe de efecto fue importante. Los goles rápidos de Martí Villoria y Sergio Crespo acortaron pronto las diferencias. La aparición de Carlos Calle en portería era un nuevo escollo para los gallegos. El Frigoríficos Morrazo BM Cangas había entrado definitivamente en barrena. Para cuando Moyano pidió tiempo muerto en el minuto 38, el resultado era de 13 – 14 y los suyos solo habían anotado un tanto desde la reanudación.

Al volver, los ánimos se caldearon de forma exponencial, de la misma manera en que crecía la intensidad del juego. Una acción entre Sergio Crespo y Santi López en la que los gallegos pedían la expulsión del santanderino fueron el momento más álgido del partido. Las protestas en ambos banquillos eran propias de un partido de ASOBAL, un buen aperitivo para los asistentes al Trueba.

Espoleados por esa rabia, la mejora del Bathco BM Torrelavega era evidente, personificada en el carácter de Isi Martínez y Alonso Moreno. Por si fuera poco, dos goles consecutivos de Jorge Prieto desde el extremo permitieron a los locales volver a ponerse por delante.

En ese tramo final del partido, un jugador se elevó por encima de todos. El canterano Nicolai Colunga empezó a dirigir con maestrías las operaciones, aprovechando su talento innato y su brote de inspiración. El cántabro levantaba los ánimos de un Trueba que veía consumada la remontada y quería quedarse con su torneo.

Los chicos de Nacho Moyano, por su parte, tenían otra opinión al respecto. La veteranía de un equipo consolidado en la élite salió a relucir, demostrando que su juego no se veía afectado por el subidón emocional de los torrelaveguenses.

Los dos equipos siguieron remando como si fuera un encuentro oficial. En el minuto 55, una sanción de dos minutos a Jaime Gallego llegó en el peor momento posible. Aunque Lombilla logró forzar la falta en ataque en la siguiente acción, Jose Carlos Hernández se topó con un imperial Javier Díaz y su duodécima parada. Un gol que pudo haber resultado decisivo, pues hubiese dado un +2 al Bathco BM Torrelavega.

Aprovechando la inferioridad, los cangueses anotaron dos goles consecutivos y poco después un tercero, dando la vuelta a la tortilla. En el minuto 58, Javi Campo tuvo que pedir tiempo muerto con su equipo 2 abajo. A la vuelta, de nuevo Nicolai Colunga con un gol desde lejísimos daba esperanza a los suyos, que recuperaban al excluido.

El último ataque de los gallegos se prolongó por más de un minuto, bailando en el alambre de la amenaza de pasivo. Cuando por fin sacaron el lanzamiento y se encontraron con la madera, el rechace impactó en el pie de Gonzalo Porras. La infracción otorgó una nueva oportunidad a los de Moyano. Segundos después, una nueva exclusión, en este caso sobre Alonso Moreno, sellaba el destino del partido.

El gol de Rubén Soliño sentenciaba un partido que Isi Martínez solo podía maquillar en el último segundo. El 26 – 27 definitivo entregó el IX Torneo Nacional de Balonmano “Ayuntamiento de Torrelavega” al Frigoríficos Morrazo BM Cangas. Por su parte, el Bathco BM Torrelavega demostró su capacidad competitiva, especialmente en una segunda parte donde fue claramente superior a sus rivales, dejando un buen sabor de boca, aunque agridulce, en la parroquia del Trueba. La próxima vez que sus fieles se reúnan en casa será para el histórico debut de los torrelaveguenses en la Liga Sacyr ASOBAL, el próximo 11 de septiembre contra Recoletas Atlético Valladolid.

FICHA TÉCNICA

Bathco BM Torrelavega. Murillo Araújo, Carlos Calle; Gonzalo Porras, Alonso Moreno (4), Jorge Prieto (2), David García (1), Jaime Gallego (3), Fabrizio Casanova, Martí Villoria (2), Borja Lombilla (1), Isi Martínez (5), José Carlos Hernández (2), Jaka Spiljak (1), Sergio Crespo (1) y Nico Colunga (4).

Frigoríficos Morrazo BM Cangas. Javier Díaz, Gerard Forns; Moisés Simes (1), Brais González (4), Daniel Fernández (3), Rubén Soliño (1), Juan Carlos Quintas, Martín Gayo (1), David Iglesias (2), Manuel Pérez, Adrián Menduiña (5), Alberto Martín, Carles Asensio (5), Santiago López (3), Jenilson Varela (2), Lucas Aizen.

Parciales

3 – 2, 4 – 3, 7 – 9, 7 – 9, 9 – 13, descanso

11 – 14, 14 – 14, 17 – 18, 21 – 21, 24 – 23, 26 – 27, final

Árbitros: Mikel Elvira y Aníbal Diego (C.A Cantabria)

Foto de ambos equipos tras la entrega de trofeos
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Entradas Relacionadas