noticias

Dolorosa derrota en el Trueba

Hay veces en las que el deporte se ensaña de manera cruel con los más necesitados. Ocasiones en las que la justicia deportiva se olvida de su cometido. El Balonmano Torrelavega vivió en sus carnes una de esas tardes agónicas. Tras errar dos lanzamientos francos para igualar la contienda en el último minuto, los de Soto cayeron por la mínima ante el Academia Octavio.

Los de casa se habían propuesto terminar con una mala racha que dura ya cinco semanas. Y lo cierto es que los naranjas transmitieron intensidad y concentración desde el primer instante. Sergio Crespo abría el tanteador cántabro con un lanzamiento lejano. El lateral naranja asumió la responsabilidad desde el inicio y en la siguiente jugada provocó la exclusión de Toni Corcera.

141025 BMT - Academia_1La primera situación de superioridad local bastó para que los cántabros se hicieran con la iniciativa de un partido en el que Melián y García Lloria iban a tener mucho que decir. Ambos porteros, junto a las imprecisiones ofensivas de las dos escuadras, marcaron el inicio de un choque de alto voltaje. Genio González fue el que mejor supo navegar en el mar revuelto que era el partido. El central cántabro movía a su equipo con maestría y asumía la responsabilidad anotadora cuando hacía falta. Gracias a sus tantos, el BM Torrelavega se mantenía dos tantos por delante en el tanteador. Sin embargo, los gallegos no perdieron la cara al partido. Silva y Oliveira mantenían a flote la nave capitaneada por “Jabato”. Rayando el minuto 20, Academia Octavio se puso por delante en el marcador gracias al tercer acierto de Silva, 7 – 8. El choque rezumaba igualdad. Sin embargo, hubo un instante de desconexión local. Apenas duró dos minutos. Lo justo para que los cántabros recibieran un parcial de 0 – 3. Barbón, con su cuarta diana, recondujo el rumbo pero Academia Octavio se marchó al vestuario mandando en el electrónico.

Los torrelaveguenses regresaron al parqué con la intención de enjugar rápidamente la renta gallega. Crespo tan solo necesito 20 segundos para superar a Lloria. La intensidad cántabra unida a la tempranera exclusión de Quintas allanaron el camino de la remontada local. Abel Lamadrid igualaba el tanteador a 14.

Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos el Academia Octavio consiguió un parcial de 0 a 2 al que se sumó una exclusión de Barbón. El partido volvía a complicarse para los intereses locales. Sobre todo porque la iniciativa correspondía al bando visitante. A los naranjas les tocaba apretar atrás y sujetar especialmente a Oscar Silva. EL lateral asumió el cargo de cañonero con suma eficacia. El séptimo tanto de su cuenta particular ponía un preocupante 18 – 20 en el marcador. Una situación que se terminó de complicar cuando Lloria le sacó un penalti a José Carlos Hernández. Cuando peor pintaban las cosas, con el equipo en inferioridad, los de Soto se inventaron una defensa increíble y forzaron una falta en ataque de Hermida. Fue un espejismo. El extremo gallego acertó en la siguiente y, para colmo de males, el árbitro decidió excluir a Manu Díaz de manera más que rigurosa.

Los cántabros se descompusieron y Academia Octavio aprovechó el regalo a la perfección. El gol de Corcera obligaba a Soto pedir tiempo muerto con 19 – 23 en el tanteador. José Carlos Hernández, a mano cambiada, salió al rescate pero los visitantes no iban a ceder con facilidad. Recortar cuatro goles en diez minutos era una tarea compleja pero no imposible. Armados con una fe inquebrantable, los locales apretaron atrás e imprimieron una velocidad más al juego. Javi Peña acercaba a los cántabros pero Borja Méndez seguía a lo suyo. El lateral visitante convirtió un lanzamiento en apoyo al borde del pasivo que hizo daño en la moral naranja.

Lejos de venirse abajo, los de Soto volvieron a levantarse. Jacob Melián sacó una mano imposible en un gol cantado y José Carlos Hernández hizo bueno el regalo del portero canario. A falta de 3 minutos, los locales estaban a uno, 25 – 26. Una situación que se repitió a falta de minuto y medio. En esa acción, la defensa local recuperó la pelota y provocó la exclusión de Quintas.

Todo se ponía de cara. Incluso la siguiente jugada. “Mojo” se plantó en seis metros pero Jorge García Lloria sacaba una rodilla que valía dos puntos. El tiempo muerto de Jabato y las prisas torrelaveguenses hicieron el resto. De hecho, José Carlos Hernández tuvo un balón para igualar pero su lanzamiento no cogió rosca y se perdió por el lateral.

De esta forma, los cántabros encajaron su quinta derrota consecutiva en un partido que se les escurrió entre los dedos.

FICHA TÉCNICA

BM Torrelavega. Luis de Vega, Jacob Melián; Manu Díaz (1), Alex López, Oscar Arroyo, Andrés Alonso, Sergio Crespo (2), Genio González (3), Guillermo Barbón (5), Javi Peña (1), Abel Lamadrid (3), Alberto Pérez, Sergio Rodríguez (3), Joaquín Marcos, José Carlos Hernández (8) y José Javier Abad .

Academia Octavio. Jorge García Lloria, Jesús Veiga; F.Javier Salazar, Borja Méndez (4), Alejandro Conde, Juan Carlos Quintas (2), Germán Hermida (2), Toni Corcera (1), Duarte Batán, Jorge Manuel Diego (1), José Ramón Ballesteros, Víctor León (2), Rubén Figueirido, Oscar Silva (8) y Diogo Oliveira (7).

Parciales

1 – 2, 3 – 3, 5 – 4, 7 – 7, 9 – 8, 11 – 13 descanso.

14 – 14, 17 – 18, 19 – 20, 20 – 24, 23 – 26, 26 – 27 final

Árbitros: Andrés Peñaranda y José Antonio Yagüe(Colegio aragonés)

Pabellón Vicente Trueba. 600 espectadores.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Entradas Relacionadas