noticias

Un derbi con mayúsculas

Número de visitas:

287

El Balonmano Torrelavega empató a 30 en el derbi de la División de Plata frente al Adelma Sinfin. Después de una primera parte desastrosa y una remontada increíble, ambos equipos firmaron las tablas en un final de partido muy emocionante.

Y eso que los torrelaveguenses no comenzaron excesivamente entonados. Dos errores en los primeros ataques visitantes se convirtieron en sendos goles de Ramiro Merino desde 6 metros. El Adelma pegaba primero. Más aún cuando Gildo volvía a anotar desde nueve metros. Los naranjas pecaban de nerviosismo. Solo así se explican las cinco pérdidas de pelota en menos de cinco minutos. Los locales volaban en el electrónico cuando Diego Soto pidió el primer tiempo del partido. Sin que Javi Villa hubiese tocado la pelota, Adelma ganaba 5 – 0. Javi Peña cortó la sangría a la salida del tiempo muerto. La defensa adelantada del Sinfín colapsaba la ofensiva naranja y los nuestros no carburaban al nivel habitual.La propuesta de juego rápido de los visitantes provocaba más errores de lo habitual y el Adelma aprovechaba a la perfección cada “regalo”. Llopis ponía el 9 a 2 en el minuto 10.

Con una situación más que adversa, el partido había que ganarlo desde atrás. Soto dispuso un 5 – 1 con Ángel Fernández como avanzado y Jorge Pérez saltó a pista. Con Llopis excluido y esta variación táctica, los visitantes recuperaron el pulso. Tras un parcial de 0 a 2, vino una fase de errores por parte de los dos contendientes. Los nuestros tenían muchos problemas para lanzar mientras que los locales se encontraban  una y otra  vez con Jorge Pérez. El tramo final del primer acto fue un claro ejemplo de lo que se vio sobre la cancha. De tener una pelota para acortar la diferencia a cinco se pasó a un tanto inverosímil de Alex Álvarez, otro desde el su propio campo de Novella y una diferencia de 7 al término de los primeros 30 minutos.

Se esperaba una reacción de los Guerreros Naranjas en el segundo acto y no tardó en aparecer. Desde la primera acción, los torrelaveguenses parecieron otro equipo. La segunda exclusión de Llopis y una actitud completamente renovada metían a los visitantes en el encuentro. Sin embargo, la reacción tan solo duró cuatro minutos. Un nuevo arreón local desarboló completamente al conjunto de Soto, obligado a pedir tiempo muerto con 22 a 14 en el marcador.

La dureza de la defensa santanderina minaba constantemente la moral de los naranjas. Sobre todo porque los torrelaveguenses no estaban, ni de lejos, defendiendo como acostumbran. Alex Álvarez hacía cuanto quería y el Adelma anotaba con relativa fluidez. Soto se dio cuenta dispuso defensas alternativas para buscar un estímulo. Hacía falta un chispazo que encendiese al resto y los cambios atrás le vinieron de cine al grupo. Un parcial de 2 – 7, con Abel Lamadrid como ejecutor comprimió el marcador hasta dejarlo en 24 – 22. Todavía quedaba derbi y la “Marea Naranja” se encargó de caldearlo al máximo. Herrero Lon rescató al Adelma pero la dinámica del partido era diferente. Ahora eran los santanderinos los que tenían muchos problemas para superar a Cristián Pereda y la ofensiva naranja la que bordaba el juego. El partido estaba únicamente en dos goles.

Con el partido en el aire, los veteranos sacaron a relucir sus galones. Herrero Lon tiraba del Adelma pero Guille Barbón y Abel Lamadrid respondían con eficacia. Con 28 a 26 y pelota para acercarse a uno, Soto pidió tiempo muerto. Había llegado la hora de los valientes. Y ahí aparecieron los extremos visitantes. Ángel Fernández firmó dos tantos y Guille Barbón una vaselina marca de la casa. 30 – 29 y tiempo muerto de Reñones. Quedaban menos de dos minutos. Una buena defensa de los torrelaveguenses suponía medio partido. Alberto Pérez robo la pelota y empató a 30.

En los últimos 60 segundos pasó casi de todo. Alex Álvarez cometió falta en ataque y brindó al Balonmano Torrelavega la posibilidad de ponerse por delante y ganar el partido. Tras una buena jugada, Abel Lamadrid dispuso de un lanzamiento de seis metros que sacó milagrosamente Javi Villa. Tres cuartos de lo mismo pasó en la otra portería, con un lanzamiento a bocajarro de Gildo Cabañeros que sacó Cristian. Al final, empate a 30 en un derbi espectacular y un punto que, en función de los resultados del Teucro, puede ser determinante para lograr la clasificación para disputar la fase de ascenso.

 

FICHA TÉCNICA

Adelma Sinfín.  Javi Villamarín, Ruben Llata; Diego Muñiz (1), David Merino (), Gildo Cabañeros (4), Alex Blázquez, Alejandro Álvarez (6), Sergio Bárcena, Alfonso Novella (1), Herrero Lon (7), Eduardo Manrique, Héctor Sola (1), Ramiro Merino (6) y Antonio Llopis (4).

Balonmano Torrelavega. Jorge Pérez, Cristian Pereda; Carlos Pérez, Oscar Arroyo, Sergio Crespo, Eugenio González, Guillermo Barbón (4), Javi Peña (6), Abel Lamadrid (8), Borja Lombilla, Alberto Pérez (2), Jadim Sour, J.A. Calderón (5) y Ángel Fernández (5).

 

Parciales

5 – 0, 9 – 2, 10 – 5, 12 – 5, 15 – 7, 18 – 11 descanso

19 – 14, 22 -15, 24 -19, 26 – 22, 28 – 26,  30 – 30 Final

 

Árbitros: Andrés Peñaranda y José Antonio Yagüe (Comité aragonés)

Pabellón de la Albericia.

 

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Entradas Relacionadas

La despedida a una liga complicada

El Bathco BM Torrelavega completa mañana sábado a las 19:00 su tercera participación en la Liga Plenitude, quizás la más complicada hasta la fecha para los naranjas. Las piedras en

leer más »

El último baile de los héroes

El Bathco BM Torrelavega cayó derrotado por la mínima ante Frigoríficos Morrazo en el partido de despedida de la temporada. El resultado, una vez sonó la bocina, resultó lo de

leer más »