noticias

“Para mi, la Semana Santa es el momento más importante del año”

Número de visitas:

253

Hoy comienzan las vacaciones de Semana Santa para la primera plantilla del Grupo Pinta – Torrebalonmano. Los pupilos de Juan Escudero descansarán hasta el 10 de abril. Un periodo de 6 días que los jugadores de fuera de Cantabria aprovecharán para volver a casa. Adolfo Gómez pasará las vacaciones en Asturias, Jon Alzaga en Guipúzcoa y José Antonio Calderón en Alicante. Sin embargo, el que vivirá más intensamente los próximos días será Álvaro Polo. El malagueño del conjunto torrelaveguense es cofrade desde los 16 años. La noche del Miércoles Santo sacará en procesión al Cristo de la Expiración por las calles de su cuidad.

Pregunta (P): ¿Qué significa para ti la Semana Santa?

Álvaro Polo (AP): Para mí es el momento más importante del año. Lo más grande. Aquí no se llega a comprender del todo la intensidad con la que se vive la Semana Santa en Málaga. Allí cada uno tenemos nuestro vínculo personal con una o varias cofradías y nos pasamos un año entero preparando el desfile para que todo salga bien. Nuestra devoción se traduce en conseguir la mejor procesión posible. Yo siempre digo que la persona que no ha ido a Málaga en Semana Santa y en Feria todavía tiene muchas cosas por descubrir.

P: ¿Cómo  vives tú la Semana Santa?

AP: Participo activamente ya que soy miembro de tres cofradías por distintas razones. Pertenezco a la del Cristo de la Expiración porque mi abuelo era Guardia Civil y este es su patrón. También soy miembro de la Cofradía del Cristo de los Milagros porque es el de mi madre y, por último, pertenezco a la Cofradía de la Pollinica porque es la primera que  saque con 16 años.

 

P: ¿Sales en procesión con todas ellas?

AP: No, únicamente desfilo con la Pollinica y la Expiración. Este año, debido al partido que disputé con el Grupo Pinta ante el ARS me he perdido la salida de la Pollinica, que se celebra durante el Domingo de Ramos. Mis compañeros me han mandado al móvil una marcha de la banda y una saeta pero no es lo mismo. En total, llevo 12 años saliendo en procesiones.

 

P: ¿Es muy duro ser portador?

AP: Realmente tienes que ser devoto porque el esfuerzo es grande. Al fin y al cabo la procesión es una penitencia. Físicamente tienes que estar preparado. Ten en cuenta que las imágenes pueden pesar hasta 4000 kilos y que, dependiendo del recorrido, la procesión puede durar entre 6 y 8 horas. Además, en Málaga no se cambian los portadores como en Sevilla. Tenemos descansos en los que bajamos la imagen pero no puedes abandonar ni ser relevado.

 

 

P: ¿Cuál es para ti el momento más especial?

AP: Yo me quedo con el encierro de la imagen. Cuando vuelves a la casa de la Hermandad y colocas el trono en su lugar. Es un momento repleto de intensidad, en el que estás cansado por el recorrido pero a la vez satisfecho por haber cumplido con tu devoción. Realmente se me pasan muchas cosas por la cabeza.

 

P: ¿De dónde te viene tanta devoción?

AP: Todo esto nace en el colegio en dónde yo estudiaba. La Cofradía de la Pollinica estaba vinculada al centro y todos los años pasaban por las clases buscando gente con las condiciones físicas adecuadas para el desfile. A mí me seleccionaron con 16 años y desde la primera vez que salí he ido implicándome más y más.

 

P: La devoción de la que nos hablas, ¿la aplicas también al balonmano?

AP: Realmente creo que mi rendimiento deportivo y los resultados de mi equipo son fruto del trabajo que realizamos cada día. No llevo ninguna imagen encima ni tengo estampitas en la taquilla del vestuario. Confío en mi y en el equipo, aunque también creo que cuando haga falta nos echaran una mano desde arriba.

 

 

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Email

Entradas Relacionadas